Maquillaje

Se ha demostrado que utilizar maquillaje tiene efectos más allá de la apariencia. Por ejemplo, aumenta la confianza. El maquillaje es la práctica de decorar la piel y otras partes visibles del cuerpo para resaltarlas. Es el complemento definitivo que nos ayuda a acentuar los rasgos de la cara, dándole más vida y color a nuestro rostro. El maquillaje acentúa tu belleza natural y es un apoyo a la autoestima de la mujer, pero no nos olvidemos que cuidar de nuestra piel es más importante que cubrirla.

Origen del maquillaje

El origen del maquillaje se remonta a siglos atrás, concretamente a la Prehistoria. En este período se aplicaban arcilla en la cara pero no queda claro cuál era la finalidad de esta acción. Según las pinturas rupestres de la época, las mujeres del Paleolítico coloreaban con marrón rojizo diferentes partes de su cuerpo.

En el antiguo Egipto los polvos negros y verdes eran usados por hombres y mujeres indistintamente para pintar sus ojos. Su ideal de belleza pasaba por una piel bronceada, unos ojos grandes y delineados en forma de pez en color oscuro, labios coloreados en tonos terracota y cejas muy cuidadas como podemos observar en los bustos de la época.  

Además de protección solar, las personas creían que el  maquillaje les protegía también de las enfermedades. No iban descaminados ya que el kohl negro y otros polvos que usaban en los párpados contenían sales de plomo que fortalecen el sistema inmunológico.

Algunos historiadores consideraban Egipto como la cuna del maquillaje. Para obtener el color con el que se pintaban los ojos mezclaban tierra, tinta y cenizas. Para los labios las egipcias usaban un tinte hecho de ocre rojo y óxido de hierro natural que aplicaban con un cepillo.

Beauty Heart

Phone: 636 814 661

Email: beautyheart.es@gmail.com